Acuasan reforestó más de 30 hectáreas en la finca Palo Cortada

0
71

Un total de 30,5 hectáreas fueron reforestadas con la siembra de más de 30 mil árboles en un finca de la vereda Palo Cortado del municipio de Curití y propiedad de la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de San Gil, entidad que estuvo a cargo del proyecto financiado por la Administración Municipal y que tuvo una inversión de 350 millones de pesos. 

Según el gerente de la Triple A, Héctor Ardila Sandoval, los trabajos iniciaron en octubre de 2016 y finalizaron hace algunos días con la firma de un acta en la que se dejó constancia del cumplimiento de lo establecido en el contrato. Cabe mencionar que dicha acta se levantó en el predio donde se hizo la reforestación y contó con la presencia del secretario de agricultura de San Gil, Carlos Millán Valderrama, personal de Acuasan, ciudadanía, veedores ambientales, el contratista y la interventoría, quienes acompañaron y verificaron el proceso. Además de la siembra de los árboles, se tuvieron que hacer algunas resiembras y por 2 años la empresa de acueducto local debe velar por el mantenimiento del terreno.

La reforestación cobra importancia teniendo en cuenta que en dicha finca nace el acueducto de oriente, el cual beneficia a más de 400 familias sangileñas, además que esta es una zona con una reserva hídrica significativa, así lo puso en conocimiento el funcionario Ardila Sandoval, quien aseguró que para cuidar las siembras se construyó una cerca de 3,5 kilómetros y entre los meses de octubre y diciembre, Acuasan deberá realizar un contrato con personal de este sector para hacer el respectivo mantenimiento, y en 2018 se dejará la reserva presupuestal para lo mismo.

El representante de la veeduría ambiental, Pedro Neira Blanco, se mostró satisfecho con el trabajo logrado y afirmó que se cumplió con lo establecido en el contrato y con las recomendaciones hechas al contratista y a Acuasan durante las visitas previas que se hicieron al predio.