En alerta Roja se encuentra Santander, luego de la identificación de múltiples puntos afectados por las lluvias en la última semana, las provincias Guanentina y Comunera aportan sus emergencias al consolidado departamental que lleva a elevar este nivel de alerta. En esta región de Santander, son los deslizamientos y las afectaciones a las vías lo que mayor preocupa a los entes territoriales y organismos de emergencia, Ramón Ramírez director departamental de Gestión del Riesgo en Santander puntualiza sobre los casos más graves reportados desde el sur del departamento, siendo Guane y Galán los más preocupantes donde grandes deslizamientos de piedras y lodo incomunican temporalmente a estas comunidades.

El comité departamental para la gestión del riesgo, ya tiene toda una agenda de cara a verificar la condición de puntos críticos identificados en Santander y que se agravan con la temporada de lluvias, el pozo la Lizama donde se presentó el derrame de petróleo, afectaciones en vías importantes del municipio de Sucre, alteraciones a la bocatoma del acueducto de San Benito, estabilización de talud en la belleza, dragado de la quebrada la miel en San Miguel así como la construcción de un puente en el municipio de Concepción, hacen parte del recorrido que emprenderá durante la presente semana funcionarios del comité departamental de gestión del riesgo, así lo indicó Ramón Ramírez.

La temporada de lluvias continuará hasta el mes de julio, y es muy probable que las emergencias se sigan presentando, es por ello que se hace necesaria la activación inmediata de los comités locales de gestión del riesgo, y con la declaratoria de los diferentes niveles de alerta, canalizar los recursos necesarios para enfrentar las diferentes novedades que se presenten con motivo de las lluvias.