Un nuevo llamado hace la Corporación Autónoma Regional de Santander a los alcaldes de los municipios que hacen parte de la cuenca del río Fonce y que vierten sus aguas a este importante acuífero, a fin de que avancen en la implementación y optimización de las plantas de aguas residuales que son necesarias para disminuir la contaminación y el impacto ambiental que se ve reflejado en el mismo. De acuerdo con el director (E) de la entidad, Juan Gabriel Álvarez García, durante varios meses ha estado recalcando la importancia de trabajar por la recuperación de la fuente hídrica y les ha recordado a los primeros mandatarios su compromiso. En cuanto a San Gil, que por su potencial económico y su población, es el territorio que más afecta el río, indicó que ya se hicieron estudios entre la CAS y Acuasan y se está buscando un convenio entre el municipio, la Gobernación y una empresa de Corea para realizar un nuevo estudio que permita determinar mejores acciones para recuperar el acuífero.