El sueño de 30 familias de Cepitá por tener casa propia se hizo realidad gracias a que el gobernador de Santander, Didier Tavera Amado, busca mejorar las condiciones de vida de las familias santandereanas y garantizarles lugares estables, cómodos y con sello de calidad. En este sentido, el mismo mandatario supervisó de primera mano el avance del 95% de construcción de estas 30 viviendas rurales que cuentan con 56 metros cuadrados, tres habitaciones, sala comedor, sistema de tratamiento de agua residual, tanque de agua, cocina ecoeficiente baños enchapados y pisos en tablón de gres. Durante su visita a Cepitá, el mandatario de los santandereanos también supervisó el funcionamiento de 65 computadores para educar que habían sido entregados a los colegios y escuelas rurales del municipio, en ese propósito de seguir disminuyendo la brecha digital en el Departamento de 7 a 2 estudiantes por computador; meta propuesta para el cuatrienio. En total, durante el año se entregaron 4.895 tabletas y portátiles en 156 colegios del departamento y se amplió el ancho de banda de 3 a 15 megas en 320 sedes educativas, con el fin de garantizarles a los niños y jóvenes mejores herramientas de acceso al conocimiento.Por otra parte, tras anhelar desde 1988 la ejecución de obras de mitigación frente a riesgos naturales, será una realidad la construcción del muro de contención sobre la quebrada Perchiquez de este municipio, que protegerá el acueducto del municipio y permitirá que para una eventual creciente se tengan alertas con el fin de proteger a los cerca de 2.000 habitantes que tiene esta población, ubicada en el corazón del Cañón del Chicamocha, tal como lo confirmó el gobernador Tavera Amado, añadiendo que dicha obra contó con una inversión total de 820 millones de pesos y ya cumplió un avance superior al 90%. Inicialmente, y como resultado del trabajo conjunto con la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, se hizo un dragado de mil 500 horas en la Perchiquez para retirar todo el material de arrastre y posteriormente, con recursos del Gobierno Departamental se construyó el muro con mil 800 metros cúbicos de gaviones en cerca de 200 metros lineales.