Tras una exitosa aventura de aprendizaje por los 87 municipios del departamento, ‘Yo Leo, Yo Cuento’ llegó a su gran final, seleccionando a tres ganadores de 50 mil 913 historias que se escribieron a lo largo y ancho de la región. De acuerdo con el gobernador, Didier Tavera Amado, aunque la tarea no fue nada fácil porque cada una de las historias contó son su sello personal, creativo y narrativo, finalmente el jurado calificador eligió por la categoría primaria a Elkin Rubén Naranjo Silva de Charalá con su cuento ‘Un hijo que se pueda cargar con pilas’; por la categoría básica a Juan David Ariza Vargas de Sucre con su cuento ´La última bala´, y por la categoría media a Cristian Javier Hernández de Málaga con su cuento ‘Su sol’. El mandatario indicó que las tres historias inicialmente cautivaron a los maestros de las 315 instituciones educativas que se vincularon a este concurso de lectura, luego a los jurados de la etapa provincial y por último a los jurados de la gran final departamental, quienes exaltaron el talento, la seguridad y espontaneidad de los pequeños. En el caso del cuento ‘Un hijo que se pueda cargar con pilas’, Elkin Naranjo plasmó la historia de un niño de 8 años que se sentía cansado y desesperado porque su mamá le pedía realizar muchas tareas y quehaceres al tiempo. Fue así como una noche, antes de dormir, pensando en que su mamá no quería un hijo normal, le pidió a su ángel Dios que lo volviera robot para cumplir con todas las responsabilidades que le exigían, pero al día siguiente, cuando bajó de su cuarto para desayunar, se dio cuenta que su mamá se había convertido en un robot, luego de escuchar que le dijo: “Ahí está su desayuno amo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno + diecinueve =