La Gobernación de Santander, a través de la Secretaría del Interior, concertó con entidades responsables de la atención a ciudadanos extranjeros, un modelo de Ruta de Atención a Migrantes para garantizar atención, abordaje y respuesta inmediata a las necesidades de los ciudadanos venezolanos. Esta iniciativa parte del Gobierno de Santander y el grupo interinstitucional conformado por entidades responsables del tema, y permite ser el punto de partida para garantizar soluciones a corto y largo plazo. De acuerdo con el secretario del Interior del departamento, Manuel Sorzano Romero, esta ruta da cumplimiento a la reglamentación de los Ministerios de Relaciones Exteriores, Salud y Trabajo y de Migración Colombia, planteando como objetivo principal el garantizar servicios de salud, educación, protección a los Derechos Humanos, coordinación de asistencia humanitaria por parte de la gobernación y otros compromisos que serán asumidos por la Defensoría del Pueblo y personerías municipales. Cabe mencionar que en la reunión participaron el coordinador regional de Migración Colombia, Jaime Pulido, la Defensoría del Pueblo, el comandante operativo Policía de Santander, alcaldes del departamento, personeros y organizaciones de venezolanos radicados en Bucaramanga, entre otros.

La delegada de la Registraduría de Santander, Lina Susana Vásquez Millán, manifestó que dicho ruta cobra gran importancia y el propósito es seguir trabajando en conjunto con las demás instituciones y entes territoriales, para atender a la población venezolana y garantizarle sus derechos. Por su parte el alcalde de San Gil, Ariel Fernando Rojas Rodríguez, quien estuvo en la reunión, señaló que durante la jornada fue dada a conocer la normatividad vigente al respecto, así como las problemáticas evidenciadas en cada territorio del departamento. De igual forma, el mandatario manifestó que se seguirá ofreciendo ayuda a los ciudadanos venezolanos que buscan su sustento y que continuarán los operativos para deportar a los que vienen cometiendo actos delictivos en el municipio, ello con el fin de disminuir los índices de inseguridad.