Desde enero de 2017, se hace obligatorio el cumplir por parte de los operadores de servicios turísticos, con una serie de requisitos conforme a la certificación de las actividades de aventura y con ello poder renovar el registro nacional de Turismo, que finalmente le permite a los operadores poder ejercer su actividad; sin embargo a la fecha y llegando casi a 2019, muchos operadores presentan vacíos en estos requisitos, lo que técnicamente les impediría llevar a cabo la oferta de servicios; por tal motivo, las autoridades turísticas en el municipio, con el acompañamiento de la Inspección municipal de Policía, vienen llamando al orden a cada una de las empresas operadoras, para llegar a ciertos acuerdos que les permita en un tiempo prudencial, ponerse al día con las exigencias de ley, de lo contrario se procederá con el sellamiento de los establecimientos que incumplan.

Actualmente Colombia tiene un total de 13 zonas certificadas como destinos turísticos sostenibles, irónicamente, San Gil, como capital turística de Santander no aparece en dicho listado, peor aún, el departamento de Santander no posee a la fecha ningún municipio o área certificada como destino; por el momento tan solo el municipio del Socorro es el único por el departamento que busca esta calificación. San Gil por su parte quiere iniciar este proceso y para ello requiere que toda su oferta se apegue a la ley, y cumpla con todos los requisitos exigidos desde el gobierno nacional, es por ello que se intensifican estos operativos en busca de la formalización.

Nota periodística Rolando Millan