Fue un Total de cinco capturas las que reportó la Policía de San Gil, tras operativos desplegados no solo en la cabecera de provincia, sino en los diferentes municipios que componen la región de Guanentá y hacen parte del Primer distrito de la Policía Nacional, tres de estas detenciones están asociadas al microtráfico, dada las cantidades de alucinógenos halladas en cada caso, la suma de estupefacientes supera los 250 gramos.

El mando institucional destacó los siguientes casos: En la carrera Séptima con calle 26 sector de Ciudadela del Fonce, es detenido un sujeto de 38 años de edad, oriundo de Barranquilla, quien al parecer le habría propinado un golpe en el rostro a su compañera sentimental causándole herida abierta, por esta conducta fue dejado a disposición de la autoridad judicial competente; en el municipio de Barichara mediante labores de registro se logra la captura de un sujeto de 18 años de edad en el barrio el Comercio de esta localidad, a quien en su poder le son hallados 40 gramos de marihuana; retornando a San Gil, en el sector de ciudad Futuro un maestro de construcción es requerido por uniformados de la policía luego de comprobarse el ser responsable de una conexión de energía fraudulenta, conducta que es penalizada y que hace tan solo unos días, generaba la captura de otras dos personas en San Gil, entre tanto en la Vereda Buenos Aires del municipio de Curití, se da la captura de dos personas por el delito de trafico de estupefacientes, tras hallarse en su poder un total de más de 210 gramos de marihuana.

Por lo demás, las autoridades advierten que ya esta en vigencia el decreto firmado por el Presidente Iván Duque, sobre la penalización de la Dosis mínima, en San Gil, los controles se vienen realizando en espacios públicos, dando aplicabilidad a los numerales 7 y 8 del código de policía, que faculta al uniformado el incautar y destruir todo tipo de sustancia narcótica que se este consumiendo en la vía pública, al tiempo de generar una orden de comparendo superior a los 200 mil pesos para el infractor, o la detención inmediata para quien supere la cantidad establecida como la dosis mínima.