Con el fin de garantizar el control fitosanitario y mejorar la producción de la hoja de tabaco, el secretario de agricultura de Santander entregó 35 de los 119 armarios de aluminio para el almacenamiento de agrotóxicos a productores tabacaleros de la Provincia Guanentina, beneficiándose las poblaciones de Cabrera, Barichara, Villanueva, San Gil, Curití, Jordán y Aratoca. Este proyecto tiene un valor aproximado de 133 millones de pesos y estará acompañado con actividades de capacitación en el uso y buen manejo tanto de los insumos, como de la eventual intoxicación si se llegase a presentar en algún producto alimenticio. Los armarios metálicos serán en lámina calibre 18, con cuatro entrepaños para el almacenamiento de estos productos, con un espacio amplio para la fumigadora de espalda. Expedito Jiménez López, uno de los tabacaleros beneficiarios del municipio de Curití manifestó que recibir un armario de estos es un gran beneficio para la salud de su hogar, porque antes los venenos los tenían guardados en un lugar no tan seguro de su vivienda.