Los aguaceros más recientes que han caído en la provincia de Guanentá así como en varias regiones del País,son la señal de que la temporada de lluvias ha retornado con gran intensidad; frente al fenómeno climático los organismos de emergencia emiten sus primeros comunicados de cara a evitar accidentes o situaciones lamentables en medio las copiosas precipitaciones, para el caso de San Gil, el comité municipal de gestión del riesgo emite algunas recomendaciones llamando la atención de la ciudadanía sobre el control y vigilancia de circunstancias que pueden derivar en emergencias, tales como el nivel de los ríos y quebradas, así como el papel que juega la topografía local en la generación de escenarios de peligro con motivo de las escorrentía.

Nota enviada por: Rolando Millán