Alcantarillas colapsadas, creciente de fuentes hídricas, caída de muros, vías, vehículos y viviendas afectadas, dejó a su paso el fuerte aguacero que se presentó en la capital Guanentina el pasado jueves, 26 de julio.

De acuerdo con el reporte de la Administración Municipal y de Comité de Gestión de Riesgo, más de 70 viviendas resultaron averiadas, 20 personas lesionadas y más de 30 vehículos sufrieron daños por las fuertes corrientes generadas por las lluvias.

El hecho lamentable, fue la muerte de un menor de 8 años de edad, quien resultó herido por la caída de un muro de contención en el polideportivo del barrio San Martín, donde también sufrieron lesiones 6 personas más, entre adultos y menores de edad, quienes fueron trasladados a las Clínica Santa Cruz de la Loma y el Hospital Regional de San Gil.

Uno de los sectores más afectados fueron El Paseo del Mango, donde un hubo un alud sobre la vía nacional y vías secundarias, causando daños en viviendas y donde algunas familias fueron evacuadas por el riesgo que corrían.

La creciente de la quebrada Curití afectó las viviendas del asentamiento Ragonessi, cuyas familias fueron reubicadas en el club de Leones.

A esta hora entidades públicas, organismo de socorro, Policía Nacional y la comunidad, hacen presencia en los barrios afectados para auxiliar a las familias e iniciar las obras de remoción de escombros.

Se espera la visita del director de la Dirección Nacional de Gestión del Riesgo y de funcionarios de la Gobernación de Santander, quienes evaluarán la situación y establecerán el plan a seguir para solucionar la trágica problemática.

La Administración Municipal y entidades privadas, sin ánimo de lucro, hacen un llamado a la solidaridad por parte de la ciudadanía, a fin de que se unan a las brigadas que ayudarán a los damnificados. Quienes estén interesados pueden donar alimentos no perecederos, útiles de aseo, ropa en buen estado, cobijas y colchones.

La Emisora Comunitaria La Cometa se solidariza son los afectados de esta tragedia y envía sus más sentidas condolencias a la familia del niño Johan Sneider Corzo, menor fallecido en la noche del jueves, quien se convierte en el símbolo de este siniestro.