En cumplimiento a la sentencia proferida por el juzgado tercero Administrativo del circuito Judicial de San Gil emitida en Diciembre de 2017, sobre el litigio existente conforme a la ocupación del predio denominado la Ceiba de San Gil, cuyo propietario es el Municipio y viene siendo ocupado desde hace varios años por un grupo de Comerciantes que se usufructúan de él, a la fecha la administración municipal, adelanta por segunda vez una visita de notificación a estos comerciantes en busca de una conciliación sobre la necesidad del pago de un arrendamiento para poder permitir allí la continuidad de las actividades comerciales.

El monto del canon de arrendamiento lo estableció un perito por valor de $15.000.000 de pesos, donde los comerciantes entre sí definirán la forma de pago, no obstante aún no se ha obtenido respuesta alguna por parte del gremio frente a los planteamientos del Gobierno municipal, quienes esperan que la situación se solucione por la vía concertada, de lo contrario se deberá proceder con la recuperación del predio mediante operativo policial, así lo destacó en su momento el Secretario Jurídico de la administración municipal, el abogado Néstor José Pereira Sánchez.

Tras la más reciente visita al predio en mención, dos locales comerciales fueron entregados al Municipio, el inspector de Policía presente en la Diligencia Jorge Andrés Porras Herrera, recibió estos locales imponiendo los sellos correspondientes, la devolución de estos locales no impacta el canon de arrendamiento establecido, ya que este se da por el terreno completo, por lo cual, los comerciantes restantes deberán asumir la obligación.

Hasta el próximo jueves 18 de octubre se ha dispuesto el último plazo para el pago del primer mes de arrendamiento, de lo contrario se procederá con la diligencia policial para la recuperación del inmueble indicaron las autoridades.

Nota periodística Rolando Millan.