Con el objetivo de prevenir, el “matoneo” o bullying en los planteles educativos municipales, la Secretaría de Educación de San Gil, adelanta en los colegios urbanos y rurales del municipio la campaña denominada “El bullying no es un juego”. La titular de la cartera, Celmira Pereira Franco, manifestó que por petición de los rectores, durante este semestre se estará trabajando en el tema, por lo que se designó una psicóloga para que acompañe, haga terapia y sensibilice a los estudiantes para evitar el bullying en los niños y niñas de todos los grados que hayan sido afectados. Igualmente, manifestó la funcionaria, que la Secretaría de Educación está prestando el servicio de psicología individual para aquellas niñas, niños y adolescentes que lo requieran, especialmente en los colegios rurales de nuestro municipio.