La secretaria de Gestión Social y Salud de San Gil, Luz Doriana Orozco Henao, dio a conocer que los bonos escolares del mes de agosto, última entrega programada este año por la Administración Municipal, fueron suspendidos debido a que el presupuesto de estas ayudas, que llegaba a los 10 millones de pesos, tuvo que ser destinado para la atención de la emergencia ocasionada por las fuertes lluvias.

La funcionaria aclaró que esta medida sólo afectará la entrega de los bonos en el sector urbano, ya que el transporte escolar en el área rural no será cancelado, ello debido a que en este caso es la Gobernación la que gira los recursos y la Administración está a la espera de que se finiquite el convenio para seguir con este proceso el resto de año, buscando que se pueda mantener el servicio hasta el mes de noviembre.

Cabe mencionar que el ejecutivo local tenía presupuestado entregar 19 mil bonos para el mes de en curso.