En cumplimiento a la sentencia del Tribunal Administrativo de Santander, la Administración Municipal inició el censo a las familias que se encuentran ubicadas en el sector de Ragonessi. Según el fallo, la población deberá estar censada en un término de un mes, labor que fue realizada estableciéndose que el en lugar viven 19 familias que representan un total de 70 personas, según el informe presentado por el profesional universitario de la Secretaría Jurídica de San Gil, Gonzalo Medina Silva. De igual forma, el funcionario indicó que a la población le fue socializado el fallo del Tribunal junto con las acciones que el Municipio debe ejecutar dentro del mismo. En los próximos días, se llevará a cabo una caracterización socio-económica de las personas que residen en el sector mencionado, a fin de establecer quiénes se encuentran en situación de verdadera vulnerabilidad y así brindarles un apoyo para su reubicación. Por el momento se está haciendo un análisis jurídico y financiero, de acuerdo con los recursos con los que cuenta el municipio, para ayudar a las familias del asentamiento y dar cabal cumplimiento al fallo, precisó el profesional. En la realización del censo estuvieron acompañando el proceso la Comisaría de Familia, la Personería Municipal, Policía Nacional y la Secretaría del Interior a través de Espacio Público.